¡Bienvenidos a nuestra sección de Psicología!
10 julio, 2015
0

Os queremos dar la bienvenida a nuestra primera entrada, que iniciamos con gran ilusión en el blog de la escuela infantil Sus Pequeños Pasos. Incluyendo esta sección especializada en psicología infantil, (en la que resolver dudas, poner a vuestra disposición pautas y recomendaciones), pretendemos ampliar y complementar contenidos como los que ya aportaban otros profesionales en áreas de nutrición, logopedia, etc. De esta manera queremos poner a vuestro alcance un abordaje multidisciplinar y holístico para alcanzar el mayor nivel de bienestar de vuestros hijos y que sus “pequeños pasos” sean cada vez más grandes.

En primer lugar me gustaría presentarme; soy Ariadna de la Vega Castelo, doctora en psicóloga clínica y de la salud con especialidad infanto-juvenil, master en necesidades y derechos de la infancia y la adolescencia y psicóloga sanitaria con consulta privada, investigadora y docente en la universidad y con experiencia en asesoramiento y pautas a padres desde 2007.

Me gustaría que sintierais vuestro el blog, y enfocarlo de manera interactiva para que nos hagáis llegar sugerencias sobre qué os ha resultado de mayor interés o qué temas tratar o ampliar.

Vamos a comenzar la primera entrada del blog hablado del Mindfulness. A muchos de vosotros quizás os suene, dado que es una técnica que se encuentra en auge, aunque quizá otros hayáis pensado “Mindful¿qué?”, o quizás os hayáis sentido escépticos y penséis que no es más que una nueva “moda”.

¿Pero de dónde ha salido esto del Mindfulness?
En realidad, lejos de ser simplemente una moda actual y pasajera, la práctica de la meditación como técnica surgió en Oriente con Siddharta Gautama hace más de 2500 años, (aunque ya hay indicios de hace 17.000 en la tradición tibetana del Bön), por tanto es una técnica milenaria. Llega a occidente y hasta nuestros días gracias a Jon Kabat-Zinn, biólogo y profesor emérito de medicina y estudioso del zen en Hardvard que trataba mediante mindulness a sus pacientes de la Clínica de Reducción de Estrés que fundó en 1979 en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts.

¿Pero qué es exactamente el Mindfulness?
Tal vez sea más fácil experimentarlo (ya que es una técnica “experiencial”) que definirlo, pero vamos a intentar dar una definición y explicación del término lo más ajustada posible. La traducción de Mindfulness significa literalmente “Atención Plena”, por tanto es el nivel de conciencia que aparece al prestar atención deliberada al momento presente (el aquí y ahora), observado lo que acontece con los cinco sentidos. Es una actitud ante nuestra experiencia, que implica una actitud de aceptación y por tanto de “no juzgar”. Implica mantener la mente abierta, lo que se llama “mente del principiante o mente del niño” que consiste en una actitud de asombro y sorpresa ante lo que nos rodea, como si lo re-descubriéramos por primera vez. Al tener niños pequeños en casa es más fácil volver a asombrarnos con ellos y acompañarlos en esta labor de descubrimiento de lo que les rodea.

Consiste en ser un espectador de lo que acontece incluyendo de tu mente. Observamos por ejemplo todos los pensamientos que están teniendo lugar en nuestra mente en este instante (podemos llegar a experimentar más de 17.000 pensamientos al día, muchos de forma automática).

mindfulness_poster_UK
Fuente imagen: rizaldos.com

Muchos de esos pensamientos tendrán, no sólo sobre lo que acontece en el presente aquí y ahora, si no que tendrán que ver con cosas que tengo que hacer en el futuro, o bien cosas que ya han pasado y que estoy “rumiando”. En el mindfulness se entrena poco a poco a la mente a centrarse en lo que está ocurriendo en el momento presente.

mindfulness-1
Fuente imagen: sarampelazpsicologia

Es normal al principio que aparezcan toda clase de pensamientos automáticos intrusos (“tengo que hacer la cena” “no he recogido aún esa carta” “debería haberle contestado esto otro a mi jefe”) y no debemos desesperarnos ni juzgarnos por ellos (“soy un desastre” “no sirvo para esto” “es muy difícil” “ya lo estoy haciendo mal” etc). La consigna es: “si cien veces se nos va el pensamiento, cien veces los reconducimos al presente sin juzgarnos ni regañarnos ni autocensurarnos” simplemente tomo conciencia de dónde está mi mente (pasado o futuro) y la reconduzco al presente. Se trata de un entrenamiento que mejora con la práctica.

mindful La atención plena es un nivel de conciencia para sustituir lo que pensamos o hacemos de modo automático, pasando del modo HACER al modo SER. Tomamos conciencia de nuestros pensamientos, de nuestras emociones y de nuestras sensaciones, pero sabiendo que YO NO SOY lo que pienso, SOY mucho más.

¿Qué NO es el Mindfulness? Algunos errores frecuentes…

  • Mindfulness no consiste en poner la mente en blanco (es centrarla en lo que ocurre en el presente, por ejemplo centrándome en mi respiración y cómo el aire entra y sale o en un ejercicio de saboreo por ejemplo de una pasa que maximiza la experiencia actual)
  • Mindfulness no es una técnica de relajación (aunque al bajar el nivel de pensamientos automáticos y centrarlos sólo en el presente, la consecuencia es una reducción del estrés y la activación)
  • Mindfulness no es pensamiento positivo, (ya que se acepta cualquier pensamiento y se toma conciencia de todos ellos)
  • Mindfulness no es renunciar a las emociones (sino reparar en ellas)
  • Mindfulness no es entrar en trance.
  • Mindfulness no es apartarse de la vida (es saborearla al máximo).
  • Mindfulness no es rehuir el dolor, (sufrir es resistencia al dolor en lugar de la actitud de aceptación propia del mindfunless)

¿Pero para qué sirve el Mindfulness? Los efectos básicos encontrados en la investigación científica son los siguientes:

  • Relaja cuerpo y mente, mejora la calidad del sueño.
  • Regula la tensión arterial.
  • Influye en el sistema inmunitario: atenúa la secreción de la hormona cortisol (de efecto inmunodepresor) como respuesta al estrés.
  • Reduce el estrés (ansiedad, hostilidad, somatizaciones...).
  • Regula la energía del propio organismo potenciando la conexión con uno mismo, los otros y el mundo. Toma de perspectiva.
  • Aumenta el bienestar y la estabilidad emocional.
  • Reduce las distracciones y aumenta la capacidad de concentración.
  • Atenúa los automatismos y la impulsividad (reactividad).
  • Ayuda a desarrollar una actitud de responsabilidad en el cuidado de la propia salud, alimentación...
  • Se percibe diferente el dolor. (éste no es evitable, el sufrimiento sí).
  • Eleva el nivel de aceptación y autoaceptación.
  • Fortalece ante la adversidad (resiliencia).
  • Fomenta el desidentificación (no soy lo que pienso).
  • Desarrolla la capacidad de trascendencia y la compasión.

¿Y cómo incorporo yo el Minfulness en mi vida diaria?
Si piensas que no tienes tiempo para esto en tu apretada agenda, tenemos una buena noticia: el Mindfulness se cultiva tanto a través de prácticas formales de meditación (Zen, Vipassana…) como con prácticas informales tales como comer, lavarse los dientes, ducharse o conducir con conciencia plena: es decir puede practicarse en cualquier momento y en cualquier lugar, no requiere unas condiciones concretas ni es necesario un ambiente especial, ni música relajante, y basta con incorporar la práctica de unos minutos diarios para observar beneficios. Como ejemplo nos gustaría enseñaros este cartel situado en la puerta de una escuela infantil noruega que se ha vuelto viral en las redes sociales (la traducción se encuentra justo más abajo). Por tanto, tal y como sugiere el cartel, os proponemos probar a realizar un ejercicio de “atención plena” la próxima vez que estéis con vuestros hijos. Actualmente con las agendas tan apretadas y la dificultad de la conciliación de la vida laboral y familiar no siempre podemos estar con nuestros hijos todo el tiempo que uno desea, por tanto a través de la atención plena maximizaremos esa experiencia en los momentos en que sí estamos con ellos, saboreándola con los cinco sentidos, para no perder ningún matiz.

letrero-n

letrero-guardería-traducido1
Fuente imagen: lavozdelmuro

Por último a los papás que estéis interesados en probar a incorporar el Mindfulness a vuestras vidas no dudéis en solicitar más información, pedir que os recomendemos más lecturas de divulgación y/o artículos científicos de investigación, y sobre todo y más importante que leer sobre ello, animaros a “experienciarlo” en primera persona.
Si estáis interesados y queréis saber más, escribidnos vuestras dudas o apreciaciones en este mismo blog y las contestaremos o comentaremos. E incluso para los decididos a experimentarlo junto a vuestros hijos, y establecer esta dinámica como algo cotidiano en el día a día familiar, os ofrecemos un taller de Mindfulness en “Sus Pequeños Pasos” a partir de Octubre 2015.

Ariadna de la Vega Castelo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR