6 Semanas de convivencia
16 septiembre, 2015
0

Queridos todos. Escribo para concluir la experiencia tan bonita que hemos vivido este verano con el campamento urbano que hemos disfrutado en Sus Pequeños Pasos. Para mí ha sido un disfrute trabajar en la escuela y la experiencia ha sido inmejorable, tanto por el trato humano que he recibido en el centro, como por la experiencia en sí. He disfrutado un montón de estos días y me lo he pasado genial con los chicos, y aunque parezca que estoy intentando agradar con mis palabras, de verdad que ellas recogen con sinceridad lo que he podido sentir a pesar de las dificultades que hayamos podido atravesar en algunos momentos. Han sido semanas de mucho trabajo y de muchísima entrega pero al acabar cada semana a pesar del agotamiento, me iba a casa siempre feliz y cargada de energía. Desde luego que mi trabajo se ha visto facilitado por la predisposición por parte del equipo que trabaja en el centro que ha sido maravillosa. No es habitual encontrar lugares donde te lo pongan tan fácil, y es muy de agradecer. Tanto por mis compañeras de viaje Tania y Fabienne que me han ayudado y apoyado tanto, como por el resto de compañeras; en especial Sonia y Mari Carmen, el personal de cocina; Amparo por sus comidas riquísimas y su apoyo y por la incansable ayuda y consejos de Joana, la directora; que paciencia has tenido conmigo!

Han sido muy accesibles y cariñosas con nosotros en todo momento. No dudaban en pararse para ayudar y escuchar, crear y mejorar las propuestas y las actividades o solventar cualquier dificultad que hayamos podido encontrar en estas 6 semanas de convivencia. Cualquier elemento que pudiésemos necesitar para realizar cualquiera de las actividades se buscaba o se adquiría y se nos ha permitido experimentar, jugar, crear, manipular y hacer siempre con libertad y generosidad por parte del centro. Todos nos hemos sentido a gusto y en un ambiente recogido y familiar, “como en casa”.

Preparando zumo de sandia

Mis pequeños protagonistas se lo han pasado fenomenal porque al final ellos son los verdaderos intérpretes de esta historia; nuestros pequeños, grandes maestros. Hemos hecho tantas, tantas cosas…me siento muy orgullosa de todos…me han ayudado muchísimo y me han enseñado aún más, os lo puedo asegurar. No hemos parado de cantar, de reír, de bailar y de pintar, y de compartir experiencias. Algunos han estado más o menos tiempo con nosotros pero todos y cada uno de ellos ha dejado su huella en nuestro viaje.

También hemos aprendido mucho sobre la inteligencia emocional, sobre compartir, sobre la amistad y la generosidad, sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer tanto en el aula como con los compañeros. Al pasar tantas horas juntos hemos tenido todo tipo de emociones; sobretodo positivas, pero al igual que en la vida, a veces hemos estado tristes o nerviosos o incluso enfadados y hemos aprendido enormemente de estos momentos.

Hemos hecho actividades de teatro, de plástica para crear nuestras escenografías y nuestros vestuarios, actividades sensoriales, actividades lúdicas, de música, de expresión corporal, experimentos, cocina… pero desde luego que los Viernes por la mañana era el mejor momento de la semana porque todo giraba en torno a la representación de nuestras "obras de teatro" para los más pequeños de la escuela.

Nos hemos perdido en el desierto a bordo de nuestro "magic bus" buscando los " Golden Dino eggs" en la semana de los exploradores. Nos hemos endulzado la vida con nuestro concurso de "Master chef "aderezado con el "Junk food rap" y con el almuerzo que le servíamos a los chiquitines.

El volcán

Nos hemos reído disfrazándonos del "Pink monster" persiguiendo a los compañeros y sumergiéndonos en su entrañable historia. Hemos disfrutado buceando en lo más profundo de las luces negras con "The Circus under the sea" preparando nuestro circo marino de personajes reciclados y pintura fluorescente. Finalmente ya felizmente cansados hemos terminado el campamento del mes de Julio a bordo de nuestro propio barco pirata con "The Night pirates", creando nuestros propios barcos, disfrazándonos todos para acabar la semana buscando el tesoro perdido de SPP. Y en septiembre, la primera semana, la hemos disfrutado con juegos y más juegos, para culminar y terminar la etapa de Summer Camp haciendo lo que más nos gusta a todos.

¡En definitiva hemos trabajado un montón! Pero ha sido una experiencia inolvidable, que me ha enriquecido muchísimo a todos los niveles.
¡Infinitas gracias a todos!

Carolina Reynolds

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR