La importancia de la motivación
6 noviembre, 2015
2

¿Recordáis vuestra época en el colegio?, ¿durante el instituto o en la universidad? Seguramente para muchos fue más o menos enriquecedor. Disfrutaríais más o menos de las clases. Tendríais mejores o peores notas. Recordaréis a unos profesores u a otros por distintos motivos. Pero de lo que estoy seguro, es que del 60 % de lo que aprendisteis, no os acordáis. Es más, mucha parte de ello, no lo utilizáis en vuestro día a día. Incluso necesitaréis releer el libro de texto o ir a internet para poder ayudar a vuestro hijo o hija.

Dentro de unos años, dentro de este sistema educativo, vuestra hija o hijo llegará con deberes para hacer en casa. Se verá obligada a cursar materias que están dentro del currículum le gusten o no. Tendrá que ir aprobando materias, ciclos, exámenes y pruebas de acceso para poder terminar sus estudios y tener opciones dentro de un mercado laboral.

¿Pero quién decide qué se estudia y para qué se estudia? Está claro que los modelos educativos están implantados por los gobiernos de cada país. Que cada uno tenga un sistema u otro. Que se mire a otros países para coger fórmulas o no. Que se diseñen en función del contexto social, cultural y económico (en la mayoría de las veces). De ahí que durante diferentes períodos de la humanidad haya habido diferentes formas de educar, de enseñar o de transmitir conocimientos.

Y en base a ese contexto social, cultural, económico se conformó un currículum que ha ido evolucionando (muy poco) y en donde a modo de reclamo, unos y otros gobiernos han intentado cambiar pequeñas cosas. Algunos hablan de pacto de gobiernos para mantener el sistema educativo sin variar como algo revolucionario. Pocos son los que van más allá.

Pero hay una cuestión dentro de todo este entramado de adultos que se escapa dentro de la educación. Y es algo muy básico: el niño. De 0 a 6 han de aprender tanto, de 6 a 11 han de aprender otro tanto, de 11 a 16 mucho más y así hasta que salen de la universidad, tesis doctoral, módulo profesional o en el momento que quieran abandonarlo o terminar sus estudios. Pero en ningún momento se le ha preguntado al niño: ¿qué quieres?, ¿qué sabes?, ¿qué quieres saber?, o ¿cómo quieres saberlo?
 
Taller con Zvezda
Foto: Pol Parrhesia - Taller con Zvezda
 
La ley obliga a que los niños deben saber determinados contenidos para aprobar, pero por suerte, aún queda la libertad de cátedra. Pero esta libertad de cátedra también está parcialmente estructurada para que sea de una determinada manera por la formación del profesorado (universidad), el contexto real de las escuelas (política de educación) y el currículum dentro de la educación formal.

De ahí que empiecen a florecer nuevas formas de educar: desde diferentes tipos de escuelas privadas con modelos educativos y metodologías diferentes, hasta comunidades de aprendizaje o escuelas en casa.

Y por suerte en la escuela infantil no está regulado un currículum y tienen mayor libertad a la hora de trabajar. Estas pueden basarse en sus propias tendencias, pedagogías y metodologías que mejor se adapten a su filosofía.

He tenido la suerte de estar en diferentes escuelas de primaria, en bachiller y en muchas escuelas infantiles. He podido trabajar en la calle, con población marginal, con drogodependientes, con discapacidad, en la ciudad y en la montaña. Hay algo esencial que en todas se da: la persona (sea de 3 años como de 50) tiene ansias por aprender, por interactuar, por compartir.

Y aunque el trabajo con cada colectivo es diferente, la esencia en todo proceso de enseñanza aprendizaje es la motivación. Ver cuáles son las inquietudes de la persona y enfocar los contenidos para que haya un verdadero aprendizaje significativo. Puesto que si el niño está motivado el aprendizaje llega de forma innata.

Gracias a muchas profesoras, educadoras, maestros y personal de centros educativos, poco a poco se van implantando nuevos modelos dentro de esos procesos de enseñanza-aprendizaje. Aún sujetos al currículum, estos pueden darse gracias a la motivación de esas personas. Esa misma motivación que quieren buscar en sus alumnos y que hacen de la enseñanza aquello que la hace grande: sacar el instinto innato de querer aprender.
 
taller de Litxi Triskel en Sus Pequeños Pasos
Taller de Litxi Triskel en Sus Pequeños Pasos
 
De ahí que la educación se encamine a buscar las herramientas que se adapten a los nuevos contextos sociales, que busquen:

  • El desarrollo en otros ámbitos que no son los curriculares.
  • Búsqueda de la motivación del alumnado.
  • Enseñanza multidisciplinal e interconectada.
  • Aprovechamiento de las nuevas tecnologías como herramienta y no fin en la educación.
  • Mayor presencia de las artes como máximas exponentes de la expresión y desarrollo humano.
  • Trabajar las inteligencias múltiples.
  • Potenciar la educación emocional.
  • Etc.

Pero por qué es importante buscar esa motivación dentro de nuestro trabajo como docentes, guías, acompañantes, maestros o la definición que queramos buscar. Por qué es importante buscar esa motivación en el alumno.

En el primer caso, porque nuestro trabajo dejará de ser un trabajo para cambiar constantemente en base a los resultados que obtengamos, a los retos que en cada momento la educación plantea, a los cambios que continuamente van afectando a todo lo que rodea el sistema educativo y su mejora, a no encasillarnos y no suplicar porque llegue el viernes o unas vacaciones. Porque en ese proceso de cuestionamiento y búsqueda de herramientas para cada alumno, existe un enriquecimiento personal, que no existe en casi ninguna profesión.

En el segundo caso, porque su visión del aprendizaje cambiará radicalmente. Su desarrollo se encaminará no solo a su parte cognitiva que es la que prima, sino a su parte procedimental y actitudinal. Serán capaces de involucrarse más en los procesos de enseñanza – aprendizaje. Tendrán más autonomía a la hora de afrontar problemas y la resolución a los mismos. Entenderán sus procesos internos como algo bueno y no como bloqueos que les lastran (incluso cuando somos adultos).

Cuando empezamos a tratar a las niñas y niños como la pieza esencial dentro de su propio desarrollo, cuando entendemos que hemos de cuestionarnos a nosotros mismos antes que cuestionar si han superado una nota o no, cuando conseguimos mirarles desde su misma altura, hablarles con sus mismas palabras y conectar con ellos porque lo hacemos desde su nivel y no por encima… todo cambia. La educación, los procesos de enseñanza aprendizaje, la comunicación, la relación con ellos cambia irremediablemente para mejor.

'La importancia de la motivación' por Litxi Triskel - Educador y Animador Sociocultural
 
 

Vídeo recomendación del autor

Los nuevos retos de la educación | César Bona | TEDxBarcelona

Entre Maestros - La película - Una experiencia educativa sin precedentes

Deja un comentario

2 comments

  1. Estoy totalmente de acuerdo con cada palabra de esta entrada de Litxi Triskel, pero por mi expriencia no siempre es fácil que los profesores tengan esa semilla de motivación para poder transmitirla.
    Creo que hay un gran trabajo que hacer entre los maestros aún, para tener la certeza de escoger un centro y que sus docentes tengan esa alegría y esa formación para transmirir a nuestros hijos.
    Estamos contentos con la elección de Sus Pequeños Pasos como escuela infantil, pero ¿y después? ¿Qué centros ofrecen esta forma de enseñanza en la que nuestros hijos pueden aprender a aprender? ¿Aprender a pensar?
    Muchas gracias por este blog

    1. Hola Ana.
      Afortunadamente hay muchos maestros que tienen ganas, que trabajan de forma diferente y creen en otros modelos.
      Claro está, cuando salgan de la escuela infantil llega esa gran pregunta.
      Al final, el más cercano suele ser el colegio al que llevar a nuestra hija. A veces por comodidad, otras porque no tenemos más opciones por trabajo, movilidad, horarios… Pero no deja de ser una cuestión importante.
      Conozco a madres (que también son profesoras) que junto a su pareja decidieron cambiar su vida para poder llevar a su hija a la escuela que más les gustaba. Llegando a desplazarse de la ciudad a un pueblo de la sierra. Cambios que dan miedo y que igual no toda la gente está dispuesta a realizar o no toda la gente puede y quiere.
      Espero que llegue el momento en el que ahondar en estos temas y poder compartir una forma de verlo.
      Gracias por el comentario y por esa preocupación, curiosidad, ganas de apostar por una forma diferente de educar.
      Un abrazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR